Aporreador en Tails of Iron

Guía del Aporreador en Tails of Iron: Cómo Derrotarle

Aporreador en Tails of Iron

Pues ahora estoy jugando a Tails of Iron y por el momento la cosa pinta bastante bien, aunque debo decir que al menos por lo que he visto de momento, el juego es bastante difícil (algo que personalmente me gusta, todo sea dicho jajaja).

El caso, que hoy te traigo la guía del Aporreador, que es el primer jefe «de verdad» de Tails of Iron. Previamente a este nos habremos ya enfrentado a «Hermano Denis, capitán de la Guardia Real», pero este es un jefe tutorial y es muy sencillo, por lo que decidí que hacerle una guía estaba un poco de más.

El Aporreador en cambio sí que tiene tela, la verdad es que para ser el primer jefe real de Tails of Iron… uf, es bastante complicado, pero nada, para eso hago estas guías, para darte consejos para poder derrotarle y demás; ale, ¡vamos allá!

Localización del Jefe en Tails of Iron

Tendremos la batalla contra el Aporreador en el Pueblo de Cola Larga. No tiene pérdida, nos lo encontraremos avanzando en el juego, no está escondido ni nada así. Seguramente llegues a él en tu primer día de juego porque aparece bastante pronto; pero claro, eso dependerá de las horas que le metas al juego, obvio.

Consejos para Derrotar al Aporreador

Comencemos con unos consejos para que esta batalla sea más llevadera:

  • Primero deberás derrotar a la rana pequeña que tiene un garrote porque de lo contrario te va a molestar muchísimo (créeme, bastante tienes ya con el Aporreador como para tener a la ranita esta molestando). Trata de alejarla del Aporreador y ves dañándola hasta terminar con ella; no te vuelvas loco tampoco y trates de ir a saco porque el Aporreador te irá atacando mientras tanto y tienes las de perder, con la calma. Además, nunca permitas que ambos enemigos te rodeen porque esa es una posición muy desventajosa para ti, ambos enemigos siempre en el mismo lado y tu dándoles la cara; nunca le des la espalda a tu enemigo, insensato.
  • Si necesitas curarte, primero te alejas todo lo que puedas de los enemigos y ahí ya te curas; por suerte ambos son algo lentorros, así que no tendrás muchos problemas.
  • El Escudo siempre es útil pero en esta batalla (sobretodo refiriéndonos al Aporreador) no sirve de mucho ya que los golpes de este jefe son tan contundentes que el Escudo no podrá aguantarlo (para golpes de la ranita si vale). Céntrate en esquivar más que en bloquear, eso es clave en esta batalla.
  • Por extraño que sea, es más seguro estar cerca de él que estar a medio alcance. Trata de mantenerte cerca de él para así poder esquivarle de forma sencilla dando una voltereta cuando veas que ataque, así también podrás contraatacarle por la espalda tras el esquive (esto una vez hayas derrotado a la ranita del garrote).
  • Te recomiendo que lleves una Espada, en este punto de mi partida yo tenía una lanza que era más poderosa que mi Espada; sin embargo al cambiar a Espada me fue mucho mejor, pruébalo.
  • Cuando estés a solas contra el Aporreador no te confíes, de lo contrario te mandará a tu casa en un santiamén. No ataques a lo loco; ataca un poco, retrocede, golpéale tras esquivar… de todos modos esto lo veremos mejor en la sección de «Guía de Ataques», que ahora vamos a eso.

Guía de Ataques

Estos son los ataques del Aporreador y cómo deberías responder ante ellos. Recuerda, antes de ir a por él debes eliminar a la ranita; ale, vamos con los ataques del jefe:

  • Salto Pisotón (círculo rojo): El ataque más molesto sin dudas. El Aporreador saltará en el sitio y al caer causará daño en un área cercana a él (en ambas direcciones). En cuanto veas el círculo debes dar una voltereta (la voltereta grande, la de pulsar el botón más de una vez seguida) para alejarte y tras esto aléjate mas si te da tiempo que en ocasiones te la puedes comer aun haciendo una voltereta. Solo esquiva, aquí no deberías atacar, ni siquiera tras esquivar; esto se debe a que tras esto suele seguir atacando.
  • Salto Pisotón hacia Adelante (círculo rojo): Es un ataque similar al anterior solo que en esta ocasión saltará hacia adelante (ojo con eso), pero a su vez también es algo menos poderoso. Eso sí, también tardará menos en «lanzar el ataque», así que ojo. La solución de nuevo es la voltereta larga, lo suyo es que «atravieses» al jefe con tu esquive.
  • Mamporro (rayitas rojas): El ataque que más nos interesa porque es en el que queda expuesto por más tiempo. Aparecerán esas rayitas rojas en su cabeza y lanzará un golpe con su mamporro hacia adelante (ojo que tiene mucho alcance). La idea es que le atravieses con una voltereta, te gires y aquí si aproveches para darle unos cuantos golpes (unos 3 o 4, en cuanto veas que se recompone detente para poder esquivar rápidamente de nuevo por si le diera por atacar).

Y nada, ya verás como con todos estos consejos la cosa es más llevadera; de todos modos, insisto en que es un jefe muy complicado especialmente porque cada error que cometas se paga a un alto precio porque pega unos mamporrazos que te quita prácticamente la mitad de la barra de vida y como te pongas nervioso y te comas más de la cuenta estarás perdido. No sé cómo serán los próximos jefes, pero si la cosa comienza así… pinta mal la cosa jajaja.

Próximo Jefe: Lanza Rota

¡Y eso es todo! ¿Te ha costado derrotar al Aporreador de Tails of Iron? ¿Cómo lo has hecho? ¿Quieres dar un consejo a los demás? ¡Deja tu comentario!

▷ ¿Tienes Discord? ¡Únete a nuestro server!

▷ Si quieres estar al loro de mi contenido puedes seguirme en Twitter, ¡eso sería una gran ayuda para mí!

▷ Échale un ojo a mi canal de YouTube

▷ ¿Quieres apoyar a este blog? Puedes hacerlo al realizar una compra en Amazon mediante este link.

No hay comentarios

¡Escribe tu comentario!