Consejos para Iniciados en Sekiro

Consejos para Iniciados en Sekiro

Consejos para Iniciados en Sekiro

Ayer me compré el Sekiro y la verdad es que por el momento me está encantando, este tiene la esencia de los Souls pero a su vez, tiene muchas cosas distintas. Las suficientes, como para que podamos tener ciertas dudas al comenzarlo.

Al comienzo, hay algunas cosas que pueden no quedarte del todo claro. No te preocupes, es normal, el caso es que yo me he puesto a investigar un poco más a fondo todas las dudas que me han surgido en las primeras horas de juego y he decidido crear un recopilatorio en este post. ¡Espero que sea de ayuda!

El Sistema de Combate ha Cambiado MUCHO

Las tácticas que utilizábamos en los Souls ya no sirven aquí, o al menos no es lo más óptimo. Ya sabes, lo típico de ir volteando a los enemigos fijados, rodar cuando nos atacan y acto seguido atacar. Esta es una mecánica que sigue estando pero que por lo general no es la más efectiva.

Lo más común será bloquear los ataques enemigos (y no como con los escudos) sino que en una especie de intento de simular un bloqueo con la Katana en lo que sería la famosa mecánica de parrys.

El parry cobra una importancia increíble, donde incluso en algunos casos tendremos que encadenar varios parrys seguidos hasta conseguir el contraataque. Pero no solo el parry, según lo que haga el enemigo, este no servirá, y por lo tanto en algunos casos tendremos que utilizar la esquiva e incluso un salto (en Sekiro se puede saltar, como toda la vida, no como estamos acostumbrados en los Souls) en casos de ataques de barrido.

Al bloquear correctamente ataques y propinar nuestros propios ataques iremos llenando la barra de postura de los enemigos, así como nosotros tenemos la nuestra propia, al llenarla al máximo podremos realizarle un ataque demoledor al enemigo.

¿Qué Ocurre al Morir en Sekiro?

Seguramente la pregunta más importante en un juego tipo Souls y es que en Sekiro las cosas han cambiado bastante. Al principio parece que se han vuelto más severos en este aspecto, pero luego descubres que no, que de hecho podríamos decir que morir ahora está todavía más penado que antes.

Te cuento pues, al morir nos aparecerá un mensaje en el que podemos decidir morir realmente (mala idea) o revivir, pero esto es algo que solo puede ocurrir (al menos por ahora) una vez tras cada estancia en la hoguera, donde esta peculiar habilidad se regenera.

Al seleccionar revivir, aparecerás justo donde estabas muerto (no recuperarás Estus, bueno Calabaza Curativa en Sekiro) y ahí ya decides tú, ya que si en esta ocasiones mueres, ya no habrá vuelta atrás y perderás la mitad de tus monedas y la experiencia recopilada.

Es decir, en Sekiro no es que nos den tras morir una segunda oportunidad para llegar hasta donde morimos para recuperar lo perdido como ya estamos acostumbrados. En Sekiro nos dan la opción de revivir directamente donde estábamos cuando morimos.

En la primera muerte no perderemos nada, pero si morimos la segunda vez, perderemos monedas y experiencia (y no puedes volver a por ellas). Por lo cual te tocará decidir al revivir, si te la juegas hay riesgo de perder el preciado dinero y la experiencia, por lo cual según la situación, será mejor volver a la “hoguera” (el Buda en este caso) para reiniciar la habilidad de resurrección.

Pero eso no es todo, el precio a pagar por morir tras la resurrección, lo que podríamos llamar “la muerte real”, es todavía peor.

La Dracogripe

En Sekiro no perderemos humanidad ni nada al estilo al morir, de hecho al principio se hace un poco raro ya que parece que la muerte en sí no aporta nada negativo más allá de lo ya comentado, pero nada de eso.

Cuando mueras (por segunda vez) unas cuantas veces (no tantas) te darás cuenta de lo que ocurre. Básicamente los amiguitos que vayas encontrando por la aventura enfermarán en una especie de compensación de las vidas extras que has obtenido y perdido.

Por lo cual en esta ocasión tiene un componente más de “que te sepa mal, vamos”, ya que morir afectará a los pocos personajes simpáticos del mundo de Sekiro. Estos adquirirán la Dracogripe, una enfermedad muy seria, ya que les provocará una tos terrible, les causará un gran malestar y hasta soltarán esputos sangrientos, es como que su sangre se contamina.

Y créeme, lo han hecho a posta para que esto te sepa MUY mal, porque ver a una ancianita que ya de por sí no está muy bien tirada en el suelo agonizando por tu culpa, no es muy agradable.

Además, esto provocará que nuestro porcentaje de “Ayuda invisible” baje, una mecánica que explicaré a continuación.

¿Se puede curar?

Por supuesto y eso es algo que iremos descubriendo en la propia aventura, hay algunos objetos destinados a curar la Dracogripe.

¿Qué es la Ayuda Invisible?

Es un nuevo atributo de Sekiro basado en un porcentaje, comenzaremos con un 30% y esté podrá ir aumentando a medida que avanzamos. También bajará notoriamente si nuestros amigos contraen la Dracogripe.

¿Qué hace esto? Pues de hecho es la hostia lo que hace, por eso tener a tus amigos enfermos, además de saber mal, es un gran problema. Básicamente si nuestra Ayuda Invisible es del 30%, eso significa que al morir por segunda vez tendremos un 30% de probabilidades de que los dioses se apiaden de nosotros y que no perdamos experiencia ni monedas.

Por lo cual es un atributo MUY a tener en cuenta, ya que nos da esa pequeña esperanza al morir por segunda vez.

Cómo Recoger el Botín de los enemigos (lootear)

Si todavía no has jugado seguramente estés pensando que como es posible que algo que debería ser tan básico se tenga que explicar, pero sí, han cambiado la forma y antes de que te expliquen como lo más es que te quedes un poco extrañado al no conseguir recoger los botines.

Eso es algo que a mí me pasó de hecho, y que me habría gustado saber desde el principio. Para coger objetos tienes que pulsar el cuadrado (en PS4) en otras plataformas, será el botón que sea. Pero el caso es que al derrotar a los enemigos, estos tendrán como unas monedas flotando sobre su cuerpo que aparentemente no se podrán coger, ya que no basta con pulsar en cuadrado.

Para recoger el botín tendrás que mantener pulsado el cuadrado, ya que entraremos en una especie de modo “absorbedor de botín” en el cual absorberemos todos los botines cercanos.

¿Qué hay del Brazo Protésico?

Samurais y “brazos biónicos”, de toda la vida ¿no? Y no, este brazo no viene como consecuencia de haber realizado el tabú y haber perdido un brazo (comenta si entendiste la referencia).

Nuestro personaje tendrá un Brazo Protésico muy práctico y moderno, pues este incluso se puede personalizar con pegatinas (hay de unicornio) y colores llamativos, no no, es broma. Este puede adoptar varios roles: Lanzar Shurikens, lanzar fuego, reventar escudos… de momento no he descubierto demasiado, pero te haces una idea.

Para utilizarlo tendrás que utilizar Emblemas de de Espíritu Blanco. Estos se pueden obtener al derrotar enemigos, esparcidos por el mapa y hasta podremos comprarlos, no es difícil obtenerlos, pero es la excusa para que no podamos utilizar el brazo de forma incesante, algo que rompería el juego.

Si quieres utilizar las habilidades de tu brazo protésico, tendrás que encontrar “herramientas de prótesis” por ahí y entregárselas al escultor, que será el encargado de este tipo de temas y que el pobre también puede enfermar.

¿Hay Estus? ¿Se pueden Mejorar? Calabaza Curativa

Sí, en esta ocasión es la Calabaza Curativa y podremos como siempre mejorarla de dos formas:

  • Aumentar el número de usos: Para ello tenemos que conseguir semillas de calabaza, objetos que están bastante escondidos y que son escasos en Sekiro.
  • Aumentar su eficacia: También se puede, por el momento solo he encontrado una habilidad pasiva que permite mejorar su efecto, si hay algo más, ya lo descubriré.

Además de la Calabaza Curativa, que son los Estus de toda la vida, ya que se regenera al descansar en el Buda (hoguera), por el mapa iremos encontrando otros objetos curativos, solo que por el momento al menos, menos eficaces, ya que te aportan una curación pequeña y en el tiempo (las grageas). Algo que ya hemos visto en otros souls.

Las Semillas debemos entregárselos a Emma la Médica, una chica que está en el Templo Desolado, que en sí es nuestra base y es donde comenzamos el juego tras el prólogo. También se encuentra allí el escultor.

¿Cómo Progresa mi Personaje?

Al ir derrotando enemigos irás obteniendo puntos de experiencia y monedas. Los puntos de experiencia se irán acumulando y al llegar a cierto valor (cada vez será más difícil llegar a este) obtendremos puntos de habilidad.

Estos puntos podemos invertirlos en el Buda para conseguir nuevas habilidades en un árbol de habilidades, hay un poco de todo, por lo cual podrás personalizar tu modo de juego.

Primero comenzamos con un único árbol, el de Artes del Shinobi, pero a medida que avancemos y realicemos ciertas acciones iremos desbloqueando otros con más habilidades, así que no temas, que vas a poder mejorar muchísimo tu personaje.

Las monedas sirven para lo que sirve una moneda de toda la vida, con ellas podremos comprar cosas a vendedores y demás. Además con ellas podremos mejorar (junto con materiales como Hierro y demás) las Herramientas de Prótesis.

¿Qué es eso de la Cuerda para Subirte a Zonas Elevadas?

Es una nueva mecánica que está muy bien, la verdad. Nuestro personaje podrá ir a ciertas zonas elevadas mediante su cuerda, muy al estilo ninja, y de hecho, los mapas están plagados de estos lugares.

Bastará con mirar hacia una de esas zonas, en las cuales aparece un circulito que si se pone verde significa que podemos utilizar la cuerda. Bastará con pulsar L2 para lanzarnos rápidamente hacia ese lugar.

¿Hay Teleport?

Sí, desde el inicio del juego está operativo, la primera hoguera (buda) que encuentres ya te dará esa opción de serie. No habrá que desbloquear nada.

¡Y eso es todo! ¡Espero que con estos consejos tu aventura en Sekiro sea más llevadera! ¿Quieres aportar tu propio consejo para iniciados? ¡Deja tu comentario!

¿Tienes Discord? ¡Entra en nuestro servidor!

¡Si te gusta mi contenido no te olvides de seguirme en Twitter y en Instagram! ¡Eso me ayuda muchísimo!

¡Y no te olvides del corazón de like que tienes aquí abajo! ¡Así podré saber que contenidos son los que más gustan para escribir más sobre ellos!

1

No hay comentarios

¡Escribe tu comentario!