Monos del Biombo Sekiro

Cómo Derrotar a los Monos del Biombo de Sekiro

Monos del Biombo Sekiro

Los Monos del Biombo son seguramente el jefe más sencillo de todo Sekiro Shadows Die Twice, o al menos son el más sencillo que me he encontrado por el momento y con diferencia. Mucho más sencillo que incluso el anterior jefe de la zona: El Guerrero con Armadura.

Son un poco molestos, eso sí, sobretodo porque algunos de ellos son bastante escurridizos y nos tendrán como a un loco yendo detrás de ellos y tratando de buscar la mejor estrategia de cada mono.

Lo más importante es comprender que cada mono tiene sus particularidades:

Monos del Biombo de Sekiro

Hay 4 monos, sí, son 4 y no tres. Ese cuarto biombo que no tiene dibujado a ningún mono tiene una explicación, ahora te la contaré cuando hablemos de ese mono. Sigamos con las características de cada mono:

Mono del Quimono Morado

Este mono que viste un Quimono Morado tiene una visión espectacular y te verá desde muy lejos, por lo cual tendrás que tratar de no entrar en su campo de visión.

Su debilidad es que no tiene muy buen oído, así que tendrás que aprovecharte de ello y utilizar el sigilo y tu entorno para pillarle desprevenido (recuerda que hay habilidades para mejorar el sigilo en el árbol de Artes de Shinobi).

Este es concretamente el primer mono con el que yo terminé, ya que tiene un truco para que sea muy sencillo terminar con él. Básicamente tienes que perseguirle hasta que este se dirija al gran edificio que hay al fondo de la zona mirando desde donde empiezas.

Es un edificio que tiene un profundo abismo, pero al dirigirte allá, si el mono se ha escondido aquí; verás que este no aparece por ningún lado, mira hacia arriba y verás que puedes utilizar el gancho para meterte dentro del tejado del edificio.

En esta zona es muy sencillo terminar con el Mono del Quimono Morado, pues está bastante oscura y apenas nos verá… y como tampoco escucha bien de por sí, estará completamente perdido.

Mono del Quimono Naranja

El Mono del Quimono Naranja no destaca ni en visión ni en oído, sin embargo es un mono muy odioso ya que es el chivato (creo que esta expresión no usa en todo el mundo, significa que avisa a los demás) del grupo.

Si te detecta, el muy mamón comenzará a darle porrazos a una olla para alertar a los demás monos, que huirán rápidamente.

Por suerte es seguramente el mono más sencillo de todos, pues sus sentidos son bastante malos. No te va a costar mucho pillarle si tienes un poco de cuidado

Mono del Quimono Verde

Este Mono que porta un Quimono Verde tiene un oído sensacional, por lo cual el sigilo no servirá, siempre se dará cuenta. Su punto débil es que está medio cegato, así que si conseguimos anular su sentido del oído estará perdido.

Hay una zona perfecta en los Salones de la Ilusión para esto, y se encuentra en la zona de la izquierda mirando desde comenzamos. Verás que hay una gran cascada que hace mucho ruido, si mono está ahí no oirá ni papa de nuestro ruido.

Sin embargo, yo no conseguí llevar de ninguna manera al dichoso mono a la zona, así que me tocó seguir otra estrategia. Si tú lo consigues, pues mejor, es el mejor método. Pero si te ha pasado como me pasó a mí…

Debes esperar a que el Mono se coloque justo en el tejado que hay sobre la gran campana que está frente al gran edificio del que hemos hablado en el Mono Morado. Deberás ir con mucho cuidado y sigilo y golpear la campana, eso te dará unos pocos segundos en los que el Mono será vulnerable, si vas rápido será un Mono muerto.

Mono del Quimono Blanco o Invisible

El cuarto Mono es un Mono Invisible (o Mono Voyeur para los amigos) y es el Mono del Quimono Blanco. Recuerdo que mientras trataba de ir a por lo demás monos, escuchaba a veces sonidos como si alguien me estuviera siguiendo, pero al final no había nada.

Por suerte no estoy loco y resultó que no eran paranoias mías, a lo largo del encuentro tendrás a un Mono Invisible siguiéndote, este incluso dejará huellas a veces tras de ti.

Yo lo dejé para el final porque no lo sabía, pero ahora que ya lo sabes cuando escuches ruidos y sobretodo si ves huellas de Mono detrás de ti; líate a katanazos como si no hubiera un mañana, verás como al final acabas pillando a este odioso Mono mirón, deseará no haberse atrevido a acosarte a hurtadillas.

Por cierto, hay un truco para terminar con este Mono de forma muy sencilla. Básicamente justo al empezar el encuentro, gírate, ves hacia atrás y comienza a dar espadazos. Allí estará el Mono de Quimono Blanco.

Y con esto ya tienes los cuatro monos que debes matar, en cuanto a salud y demás no te preocupes que los Monos … son Monos, no hacen mucho daño y mueren de un par de hostias.

El único reto es ese, pillarles, así que más que un jefe parece la típica misión secundaria odiosa de jugar al pilla-pilla, pero en fin, un jefe principal sencillo y para toda la familia es algo que se agradece enormemente en un juego como Sekiro Shadows Die Twice, así que viva los Monos del Biombo. Si no recuerda a otros como la Dama Mariposa y Genichiro Ashina, vaya diferencia.

Recompensas

Esto es lo que obtendremos tras derrotar a todos los Monos del Biombo:

  • Recuerdo de los Monos del Biombo.
  • Ninjutsu del Titiritero.

El Ninjutsu del Titiritero te servirá para controlar a los enemigos que mates, estos te ayudarán a combatir, vamos. Además puedes utilizarlo en el primer Ídolo del Templo Senpo, en ese señor tortuga (yo les llamo así, son esos tipos bajitos que portan grandes sombreros, las “ratas”, según Tempu) que está frente a la cometa. Este agarrará la palanca para alejar la cometa, así podrás ir tu al lugar desde el que puedes utilizar el gancho en ella.

¡Y eso es todo! ¿Ya has derrotado a los Monos del Biombo de Sekiro? ¿Cuál te dio más problemas? ¿Quieres aportar tus consejos? ¡Deja tu comentario!

¿Tienes Discord? ¡Entra en nuestro servidor!

¡Si te gusta mi contenido no te olvides de seguirme en Twitter y en Instagram! ¡Eso me ayuda muchísimo!

¡Y no te olvides del corazón de like que tienes aquí abajo! ¡Así podré saber que contenidos son los que más gustan para escribir más sobre ellos!

3

No hay comentarios

¡Escribe tu comentario!