Toro Llameante Sekiro

Cómo Derrotar al Toro Llameante de Sekiro

Toro Llameante Sekiro

El Toro Llameante es uno de los jefes con los que he tenido más problemas por el momento en Sekiro, ¿y eso porqué? Pues verás, no solo es que sea un toro con los cuernos en llamas, (porque un Toro del montón no encaja con un juego de From Software, claro) sino que encima tiene un aguante físico que ya querrían muchos.

Pero si hay algo especialmente molesto de este toro es que parece tomar abundante café o red bull, porque no es normal la energía que tiene. Se va a pasar todo el combate corriendo de un lado a otro como un loco y no va a necesitar tomarse un respiro en ningún momento (muy lógico).

Esto es algo que me recuerda al gran lobo Sif, ya sabes, tenemos a un lobo… pero esto es un Souls, tiene que ser más intimidante, así que… Ya sé, ¡Le vamos a poner una espada de 4 metros en la boca y listo! Pues con el Toro lo mismo, solo que en este caso tiene los cuernos en llamas y además es adicto a la cafeína.

Esto es Sekiro: Prepárate para la Batalla

Lo de siempre, mientras más preparado vayas mejor. Es un jefe difícil y no sé que recorrido habrás tomado en Sekiro, pero mi recomendación es que primero termines con Juzo antes de ir a por el Toro Llameante.

En cuanto a objetos, herramientas de prótesis y habilidades útiles… solo tengo una recomendación, pero es muy buena. Utiliza el Barreno (herramienta de prótesis), viene genial para este jefe puesto que de hecho es una herramienta hecha ex profeso para animales.

Si la utilizas cerca de él, este quedará un rato aturdido, el suficiente para darle más o menos tres o cuatro golpes. Algo que se agradece, ya que este jefe es especialmente molesto cuando se trata de encontrarle un hueco en sus ataques para atacarle.

Si puedes ir con alguna mejora para el Barreno, pues todavía mejor. En mi caso fui con el barreno tal cual viene de serie.

Cómo Derrotar al Toro Llameante

Y ahora mi consejo para derrotarle. Esta es la técnica que yo utilice para derrotar tras unos cuantos intentos fallidos, fue lo único que a mí me funciono y espero que a ti también te pueda servir.

El problema de este jefe son sus incansables ataques y lo difícil que es ponerse detrás suyo para atacarle de forma segura (ni se te ocurra atacarle de frente, es un toro con cuernos en llamas). Encima es muy rápido y se pasa la mitad del tiempo cargando contra ti.

Todo parece indicar que la esquiva es lo más adecuado aquí, pero pronto verás que no funciona, que esquivar a este toro es especialmente difícil. Así que decidí probar con algo que nunca he probado con ningún otro jefe de Sekiro, correr como un loco constantemente.

Estrategia a seguir

La estrategia consiste en lo siguiente:

  • Corre todo el rato rodeándole y tratando de buscar su espalda pero manteniendo una distancia prudente con él (no demasiada tampoco).
  • El Toro verás que irá cargando constantemente, pero si corres dándole vueltas lo suficientemente cerca, no conseguirá darte con la carga y seguirá un rato recto hasta que gire y vuelva a por ti.
  • Cuando pase de largo, date la vuelta y trata de buscarle la espalda, a veces conseguirás darle algún golpe entre que derrapa con los cuernos. Pero ten mucho cuidado, si no lo ves claro, tu sigue corriendo y dándole vueltas para esquivar sus cargas.
  • Cuando consigas golpearle, algunas veces se parará en el sitio y comenzará a dar cornadas. Este es el momento perfecto para mantenerte detrás suyo y darle todos los golpes que puedas. Eso sí, con precaución, que si nos pasamos de listos seguramente nos llevemos un golpe. A la que veas que va a atacar haz una esquiva preventiva, colócate de nuevo detrás y sigue atacándole.
  • Se acabará cansando y seguirá con sus cargas si es que no consigue golpearte al final, pero bueno, tu sigue con esta estrategia y verás como la cosa está más bajo control que antes.
  • De vez en cuando usa el barreno para unos golpes extra y de nuevo trata de mantenerte detrás para seguir atinando golpes. Si necesitas una curación muy urgente, también es buena idea utilizar el barreno para curarte sin ningún riesgo.

Así es como yo conseguí derrotarle, pero esto no es algo milagroso, tendrás que aprender a controlar el punto para esquivarle corriendo. Para que te quede un poco más claro, la gracia está en estar más o menos cerca de él para que sea más sencillo evadir su carga, si estás demasiado lejos, este irá girando en tu dirección a medida que tu te mueves y según la distancia y el momento puede ser imposible esquivar esa carga corriendo.

Esto te va a pasar alguna vez, pero tu ten muy presente que esta táctica no funciona si el Toro Llameante te carga desde lejos, así que cuando esto ocurra y veas que aunque corras, todo parece indicar que te vas a comer la carga… prepárate para bloquear el golpe con tu espada. Te va a hacer un poco de daño aunque bloquees, pero mejor ese poco daño que el golpe entero, que seguramente te deje al personaje medio tieso.

Recompensa

Estas son las recompensas que obtendremos tras derrotar al Toro Llameante:

  • Cuenta de Oración.
  • Medicina Shinobi de Rango 2.

Nada mal ¿eh? Así que ya sabes, ¡ahora a por él!

Hollow Knight La Tostadora

¡Y eso es todo! ¿Ya le has derrotado? ¿Te está dando problemas el Toro Llameante de Sekiro? ¿Utilizaste otra estrategia? ¡Deja tu comentario!

¿Tienes Discord? ¡Únete a nuestro server! ¡Cada día somos más!
3

No hay comentarios

¡Escribe tu comentario!