Darkest Dungeon Primeras Impresiones

Mi Primera Impresión de Darkest Dungeon

Darkest Dungeon Primeras Impresiones

Puede que ya conozcas a Darkest Dungeon o puede que no, pero sea cual sea tu caso, por un lado o bien conocerás un indie que realmente pinta muy bien y que por el momento recomiendo, o por el otro conocerás mi opinión tras unos pocos días de juego.

¿Qué es Darkest Dungeon?

Darkest Dungeon es un Videojuego Indie creado por Red Hook Studios, una desarrollada Indie que hasta el momento no conocía y que parece que por el momento solo han creado este título.

Imagino que tendrán en mente seguir sacando mas títulos y eso sería algo que me encantaría, pues realmente han hecho un muy buen trabajo con Darkest Dungeon. Esa es la sensación que por el momento tengo, si en el futuro cuando ya le eche unas cuantas más horas, cambio de opinión (lo dudo mucho), ya lo comentaría en un nuevo post.

Y hablando ya más del juego internamente, este es un Rogue-like, al igual que otro gran indie como es The Binding of Isaac. Por si no sabes exactamente que significa el término, un rogue-like es un Videojuego que normalmente está basado con un sistema de mazmorras que se generan de forma aleatoria.

Es un género muy interesante dado que cada partida será única debido a la aleatoriedad, todo es aleatorio, enemigos, salas, objetos… todo ese tipo de cosas.

¿De qué va Darkest Dungeon?

En Darkest Dungeon básicamente tenemos que ir contratando a mercenarios que pueden tener distintas clases predefinidas. Unos son más tanques, otros más healers, DPS, híbridos… hay un poco de todo.

Con ellos podemos irnos de “mazmorreo”, pudiendo llevar hasta a 4 mercenarios a la vez (ni se te ocurra llevarte menos) en distintas zonas. Iremos consiguiendo objetos, dinero y demás, para posteriormente mejorar nuestros mercenarios (que además pueden subir de nivel mediante experiencia) y nuestro poblado.

El poblado es un poco nuestra base y en ella iremos desbloqueando distintos lugares que nos aportarán ciertas opciones y ventajas, como por ejemplo la taberna, donde nuestros mercenarios podrán relejarse un poco para liberar el fatídico estrés, que es una de las mecánicas más interesantes del título.

El Estrés y la Psicología del Juego

Si algo destaca en Darkest Dungeon además de ese toque tan perturbador y tan Lovecraft es el increíble trabajo que han realizado para que la Psicología forme parte del juego.

Nuestros mercenarios no solo recibirán daños a nivel físico, sino que también pueden sufrir daños psicológicos provocados sobretodos por el estrés o puntos de esfuerzo, desde los más moderados y que no nos afectarán demasiado hasta temas más serios como la locura, fobias muy fastidiosas y en definitiva, enfermedades mentales graves.

Esto es algo que le da al juego un toque muy realista y a la vez lo convierte en un verdadero estrés de juego. Darkest Dungeon es muy mamón y vas a sufrir bastante dado que ese es su fin, de veras te digo que este juego tiene una habilidad para “agobiar” y sacar de quicio que no es normal dado a la enorme cantidad de cosas que hay que tener en cuenta.

Darkest Dungeon es muy Puñetero

El título es realmente complicado y si ya has leído más posts míos sabrás que a mí me va bastante ese rollo (masoquismo videojueguil). Realmente me encanta, pero uf, es DEMASIADO puñetero, si lo que quieres es estar de relax y no darle muchas vueltas a la cabeza quizás no es tu juego (no lo es).

Pero para que me entiendas mejor, te voy a dar algunos ejemplos:

El dichoso estrés…

Los mercenarios se irán estresando por varios motivos:

  • Por sus propios miedos y manías a ciertas cosas (igual uno teme a la oscuridad y otro a la luz), hay una cantidad ingente de fobias.
  • Por recibir grandes daños, perder salud o recibir daños críticos.
  • Por enemigos que tienen habilidades que generan estrés, son realmente molestos y vale mucho la pena acabar rápido con ellos si no es que el juego, que se le da muy bien joderte el c#¢∞, te pone a la vez a estos bichos con otros con mucha salud que encima les protegen de todo daño, por lo cual te vas a comer sí o sí ese estrés.
  • Por influencia de los demás, si uno de tus mercenarios está ya muy estresado puede tener actitudes que estresen a los demás, lo mismo a uno le da por empezar a decir “¡Vamos a morir aquí” y los demás se estresarán. También puede que si uno de tus compañeros recibe grandes daños los demás se estresen… hay de todo en serio.
  • Por la oscuridad, en general la oscuridad estresa a todos salvo algunos casos que lo llevan bastante bien.

Por lo que aprender a gestionar el estrés o los puntos de esfuerzo se convierte en una de las habilidades clave para dominar el juego.

Trampas everywhere

Darkest Dungeon está plagado de trampas, unas visibles y otras camufladas, así que estás jodido.

Las más obvias, se ven si vas atento (como vayas empanado te las comes) y por suerte algunos tipos de mercenario tienen buenas habilidades para desactivarlas, pero hay otras que es totalmente factor suerte. Ejemplos de esto:

  • ¿Ves un cofre que aparenta tener suculentos objetos y tesoros? Pues ojo, igual si tiene un buen botín, o igual es una trampa y te comes algún prejuicio.
  • ¿Una cabaña abandonada? Lo mismo… igual encuentras algo bueno o igual te comes una trampa.
  • Y aquí ya una anécdota en la que de verdad me metí en un lío legendario (se puede considerar spoiler, así que si prefieres sentir el mismo sufrimiento que sentí yo, sáltate este punto). Mucho ojo con las efigies, sobretodo si te da por tocar todo como hacía yo al inicio, más que nada por que si las tocas y realizas la acción, te meterán en un combate en una especie de lugar 100% oscuro contra una especie de bicho al estilo Cthulhu o suma deidad de Lovecraft que obviamente no estarás ni de coña capacitado para derrotar. Por lo cual, si tienes dos dedos de frente, saldrás por patas. Ah, claro, y esto te va a subir el estrés de tus mercenarios muchísimo, obviamente.

Total, que mucho ojo, vigila que tocas y piénsatelo más de una vez antes de interactuar con los objetos que van apareciendo en las mazmorras.

Rasgos y enfermedades

Empecemos por los Rasgos, básicamente dadas las experiencias que irán viviendo tus mercenarios, estos irán adquiriendo rasgos, que podrán tanto ser buenos como malos.

Los malos, que son muy comunes, pueden llegar a ser muy, pero que muy molestos, creando grandes prejuicios. Lo bueno es que se pueden tratar, pero te costará una pasta.

Luego tenemos a las Enfermedades, que obviamente son negativas y de nuevo es algo muy aleatorio. De nuevo, se pueden tratar, pero ojo con esto (que no lo he dicho antes) por que cualquier tratamiento, además de costar bastante dinero, conllevará que ese mercenario no se puede utilizar hasta pasada la siguiente mazmorra.

Muerte permanente

Algo muy común en los Rogue-like y otro de los puntos que hacen que el juego sea todavía más exigente y que te ponga aun más de los nervios.

Si uno de tus mercenarios muere, olvídate de él, está muerto y no volverá. Al menos hasta donde yo he llegado, no hay forma alguna de revivir y tiene pinta de que la haya.

Pero eso no es todo y aquí no puedo hablar en base a mi experiencia debido a que por el momento y por suerte (que poco ha faltado) nunca se me ha muerto ningún mercenario, pero he leído por ahí, que encima tienes que meter a los fallecidos en el cementerio y que eso conlleva ciertos gastos y que a medida que más lleno tienes el cementerio más te va a tocar pagar.

Por si fuera poco, no solo pierdes para siempre a un mercenario, sino que encima te va a tocar pagar. De todos modos no me hagas mucho caso, cuando vea exactamente como funciona todo esto ya escribiré algo.

Hollow Knight La Tostadora

¡Y eso es todo! ¿Qué te parece Darkest Dungeon? ¡Deja tu comentario! Y pese a que el juego es muy puñetero, la verdad es que engancha de mala manera y poco a poco se va pillando, tiene ese rollo que tienen los Dark Souls, esa satisfacción tras realizar retos muy difíciles que es tan gratificante.

¿Tienes Discord? ¡Únete a nuestro server! ¡Cada día somos más!
6

No hay comentarios

¡Escribe tu comentario!