Dragón Volador Agheel en Elden Ring

Guía del Dragón Volador Agheel en Elden Ring

Dragón Volador Agheel en Elden Ring

Ese momento en el que te estás paseando por la Charca de Agheel de Elden Ring tranquilamente y pensando… pues está bastante vacía esta zona, ¿no? para que de golpe te aparezca un enorme dragón gris y acto seguido… pues dependerá del tipo de persona que seas: 1- Sales pitando. 2- Te enfrentas a él a muerte. Yo salí pitando y decidí volver después más tranquilamente, ¿qué hiciste tú?

El Dragón Volador Agheel es… muy intimidante porque a fin de cuentas es un dragón y es verdad que si no tienes cuidado te va a dar una buena tunda, pero ya verás como siguiendo esta guía te lo harás easy; además, también te servirá un poco para pulir tu habilidad con el caballo (el caballo cabra ese, lo que sea, se llama Torrentera), porque será fundamental en esta batalla.

Ah, y para los veteranos de la saga, no le puedes cortar la cola, una pena. Ale, vamos con la guía.

Localización: Charca de Agheel

Mina de Necrolimbo en Elden Ring

Voy a tomar prestada la foto de la Mina de Necrolimbo (zona del jefe Troll Excavapiedra) porque me va a servir también para este post. Agheel se encuentra en la Charca de Agheel (hasta tiene propiedades este dragón), que es esa zona como de «lago» que hay al sur de la Mina de Necrolimbo, de hecho esa hoguera es la mejor zona para ir hasta el dragón, desde allí tiras para el sur y esa es su zona.

Ten en cuenta que la primera vez que pases por allí el dragón como tal no estará, te aparecerá de sorpresa, muy de Miyazaki esto, dragón sorpresa y poco amigable aparece. Una vez ya lo hayas visto, ya sí que estará siempre en la zona a la vista.

Ataques y Estrategia del Agheel

Vamos a utilizar el caballo porque sin él estaremos completamente perdidos. Este dragón tiene unos ataques con un alcance absurdo y sin la enorme movilidad que nos aporta nuestro caballo estaremos perdidos.

Resumiendo mucho, la idea es que cuando finalice uno de sus ataques (salvo cuando vuela, ahí te esperas a que baje y tal, mientras le vas esquivando) te acerques con el caballo, le metas un golpe o dos (los que atines entre que te mueves) y salgas pitando para no comerte un ataque de vuelta.

Las mejores zonas para golpearle son «las manos» y «los pies» (en realidad son 4 patas, pero ya me entiendes, no nos pongamos aquí super técnicos). Cuando tiene «las manos» apoyadas en el suelo es el mejor sitio para darle, y de paso puedes aprovechar y darle un golpe en los pies; tampoco te estreses mucho con el tema, te acercas a él, le das un golpe donde puedas y te largas pitando (pero insisto en que esas zonas son las más prácticas), la cabeza olvídate, es un bicho que lanza fuego y no quieres que te lo lance a la cara.

Veamos algunos de sus ataques más peligrosos, pero tú sigue esta estrategia. Comencemos con los ataques de tierra:

  • Girocola: Lo hace cuando estás un rato pegado a él. Hace como un giro 360 golpeando con la cola. Hace mucha pupa y el alcance es absurdo. Pero cómo seguirás el consejo de pegar y salir pitando, no te lo hará o si lo hace estarás ya lejos al menos.
  • Pisotón: Típico pisotón, pero lo dicho, si haces el «me espero a que termines de atacar, toma ostia y me voy» no te afectará.
  • Lanzallamas: Lanzará tremenda llamarada hacia adelante (por la boca, por dónde sino), lo suyo es que esquives el fuego mientras te acercas él para terminar dándole una tunda o dos como mucho en «la mano» o ala y ya sabes, sales pitando.

Veamos ahora los importantes cuando vuela:

  • Lanzallamas pero volando: Pues lo mismo, pero como está volando se complica un poco; tu nada, a correr con tu caballo como un loco y ojo que el fuego se queda un rato ardiendo en la zona que cae y a tu caballo no le gusta mucho pisar el fuego precisamente.
  • Ataque en picado estilo Rathalos: El peor sin duda porque como te pille te deletea. Seguro que ya sabes lo que tienes que hacer, en efecto, correr mucho; de hecho si mantenemos la estrategia de «correr a saco» en la fase de vuelo, las cosas irán bastante bien. Básicamente se lanzará en picado hacia nosotros y como nos de nos hará un destrozo.

Resumiendo: En tierra me espero a que termines tu ataque, me acerco corriendo, te pego un golpe y me voy. En aire corro sin más hasta que te canses y vuelvas al suelo. Y así hasta que muera.

Lo ideal es que le ataques con el ataque fuerte (R2), este ataque puedes mantenerlo pulsado para preparar tu arma y al soltarlo golpearás (y cuando preparas el arma también das un golpe si le golpeas, viene muy bien), así que la idea es que cuando vayas corriendo para golpearle lo mantengas pulsado, lo sueltes cuando llegues a la pata y luego pues te vayas corriendo. Ten mucho cuidado con la stamina que parece que a caballo no te cansas pero si vas atacando sí y se nota mucho, date un respiro de vez en cuando, que sin stamina ni golpeas y la verdad es que da rabia cuando pasa.

Oh, y que no se me olvide, porque a base de golpes llegará un punto en el que puede que le aturdas, momento en el que debes bajar corriendo de tu caballo cabra, ponerte frente a su cara, darle a R1, y tras eso disfrutar a costa del sufrimiento ajeno (la verdad es que se lo merecía).

Recompensas

Al derrotarle obtendremos lo siguiente:

¡Y eso es todo! ¿Te ha costado derrotar al Dragón Volador Agheel en Elden Ring? ¿Pensabas que sería más difícil este dragón? ¿Utilizaste también el caballo? ¡Deja tu comentario!

¿Quieres apoyarnos en Patreon?

▷ ¿Tienes Discord? ¡Únete a nuestro server!

▷ Si quieres estar al loro de mi contenido puedes seguirme en Twitter, ¡eso sería una gran ayuda para mí!

▷ Échale un ojo a mi canal de YouTube

▷ Ahora también tengo TikTok

No hay comentarios

¡Escribe tu comentario!