Zonas de Hades

Guía de Zonas y Zonas Secretas del Inframundo en Hades

Zonas de Hades

En Hades tendremos que ir avanzando entre distintas fases del inframundo hasta poder llegar al exterior para así encontrar a la madre de Zagreo, ese el propósito de nuestro protagonista y llegar a la superficie no va a ser fácil.

Son un total de 4 zonas distintas y alguna que otra secreta que también mencionaremos en este post y a medida que vayamos subiendo de zona, el juego se irá complicando más y más. Veamos pues, todas sus zonas en orden y al final las secretas.

El Tártaro en Hades

El Tártaro será la primera zona que tendremos que superar en Hades y es sin ninguna duda la más sencilla de todas.

En esta zona tendrás que tener un especial cuidado con la enorme cantidad de trampas que hay, especialmente unos cuadrados que al pisarlos activarán o unos pinchos o un mecanismo que activará algo que nos dañe. Te las encontrarás prácticamente en todas las zonas.

Los enemigos de la zona no son especialmente complicados: Habrá que vigilar especialmente con las geodas que lanzan rayos láser, los cúmulos de cráneos que deben morir rápido o no pararán de invocar cráneos voladores que si bien son muy débiles, tampoco interesa que se acumulen y otros enemigos más resistentes y de mayor tamaño que requerirán de más daño por parte de Zagreus para lograr derrotarles.

Su jefe final puede ser una de las tres Erinias: Megara, Alecto o Tisífone. Al principio siempre saldrá Megara, pero al avanzar un poco en el juego ya podrán salir las otras dos, que son más complicadas.

Asfódelos

Asfódelos es la segunda zona de Hades y accederemos a ella tras derrotar al jefe final del Tártaro. Esta zona destaca sobretodo por tener un montón de lava por todos lados, que si por algún motivo la pisamos recibiremos un montón de daño constante mientras sigamos sobre ella, así que trata por todos los medios de no pisarla.

Lo bueno de esto es que los enemigos también pueden sufrir daño de la lava, salvo los que vuelan como los magos. Y ya que sale el tema de los magos, ojo, porque habrá zonas repletas de estos y en esta ocasión lanzarán montones de hechizos (prácticamente ocuparán la pantalla). Reflejar es muy útil en estos enfrentamientos, sino, no te quedará otra que tratar de matarles mientras esquivas toneladas de hechizos.

En cuanto a más enemigos con los que tenemos que tener cuidado están las Medusas (que nos lanzarán proyectiles que nos petrificarán por unos segundos, mucho ojo), unos esqueletos que realizan poderosas rachas de ataques, otros que tiran bombas (los mismos que aparecen en el Tártaro como minijefe. Ojo porque al morir siempre dejan caer una bomba y si te quedas en el sitio te la comerás, es horrible) y un evento que encontraremos en ocasiones en un enfrentamiento en el que estaremos en una islita con bastante poco espacio que se irá desplazando y entre que llega a su destino tendrás que defenderte contra numerosos enemigos.

Su jefe final es la Hidra.

Elíseo

Tercera zona de Hades a la que accedemos tras derrotar al jefe final de Asfódelos y aquí es donde la cosa se comienza a poner complicada de verdad.

El Elíseo destaca principalmente por dos cosas:

  • Enemigos bastante poderosos: Tenemos varios humanoides que portan distintas armas (los del escudo son especialmente molestos porque se cubren por delante y ojo con los del arco porque te dispararán desde lejos, saldrá una marca de mirilla sobre ti, ponte a cubierto) que causan mucho daño y que al ser derrotadas se convertirán en una especie de bichito volador que si no matamos pronto el humanoide recuperará su forma. Unas bolas rosas que invocarán unas molestas mariposas que causan daño y llenarán toda la pantalla si la dejamos tranquila (tu primera prioridad es derrotar a la bola rosa). Unos carros bastante rápidos y molestos, hay unos grandes con bastante salud y unos pequeñines con poca salud pero que tratan de acercarse a ti para explotar así que trata de matarlos sin entrar en contacto con ellos.
  • Muchas Trampas y Explosivos: La zona estará llena de esos bulbos que cuando golpeas explotan pasado un rato y estos nos serán de mucha ayuda para matar a los poderosos y múltiples enemigos del Elíseo. También nos encontraremos con unas estatuas que lanzan flechas y otras con una lanza que te golpearán si estás cerca de ellas, mucho ojo.

Su jefe final será Teseo y el Minotauro, bastante más complicado que los anteriores, yo personalmente me trabé un poco en este, pero ahora me lo hago bastante easy.

Templo del Estigia

El Templo del Estigia es la última zona de Hades y accederemos a ella tras derrotar al jefe final del Elíseo, es claramente la peor zona del juego y es muy fácil morir en ella, así que ojo.

Hay varios cambios en esta zona que la vuelven bastante peculiar:

  • Frente a nosotros, todo recto, encontraremos a Cerbero custodiando la puerta que da a la salida a Grecia y donde encontraremos al jefe final. No se moverá a no ser que le demos comida, que podremos encontrarla en una de las salas de las que hablaré en el siguiente punto.
  • Por la zona superior, izquierda desde donde entras, habrá 6 puertas con distintas recompensas. En una de ellas aleatoriamente estará la comida de Cerbero, en mis numerosas partidas me he dado cuenta de que la comida nunca está en las salas que tienen la calavera (las más chungas), pero no sé si es producto de una suerte increíble o es que realmente es así. Estas salas son distintas ya que no obtendrás recompensa hasta que no superes varias salas y en una de ellas encontrarás en el final la comida y una fuente de sanación para ir un poco mejor al jefe final.
  • Por la zona inferior, derecha desde donde entras, estará la tienda de Caronte. Esta tienda es mucho más grande de lo habitual, tendrá bastantes más objetos, pero tendrá algunos a un precio absurdo, así que seguramente no podrás comprarlos todos. Además, en esta tienda podrás comprar en ocasiones los objetos permanentes más codiciados de Hades como lo son la Sangre de Titán, la Ambrosía y los Diamantes.

Hay varios enemigos molestos como esas Geodas que lanzan rayos láser pero mucho más hardcore, los bichos pequeñines que ponen minas, pero ahora minas más bestias, diversas trampas y lo peor de todo: El maldito veneno.

El Veneno

Hay varios enemigos que podrán envenenarnos como los Sátiros y las ratas gigantes (estas dejarán charcos venenosos en el suelo que no debes pisar bajo ningún concepto).

El veneno es muy molesto porque nos bajará la vida rapidísimo y es fácil acabar envenenado en esta zona, por suerte curarnos el veneno es muy sencillo. Simplemente tendrás que activar unas fuentes que hay en cada una de las salas y listo, te curarás el veneno, deberás tener muy localizadas estas fuentes para ir rápidamente en cuanto te envenenen o morirás. Lo suyo es que tan pronto entres la localices para poder actuar rápido en caso de envenenamiento.

El jefe final de esta zona no será otro que el mismísimo Hades, un jefe muy complicado, así que ojo.

Grecia

Grecia es el objetivo de Zagreo y en esta zona no te encontrarás ningún tipo de enemigo, tan solo un evento que no voy a spoilear porque es un spoiler bastante gordo.

Zonas Secretas de Hades

Ahora veremos las Zonas Secretas, que como secretas que son, no tenemos el por qué pasar por ellas para superar la tentativa de huída, pero no está de más conocerlas y ver lo que nos pueden ofrecer.

Caos

Caos es la zona donde habita el dios con el mismo nombre, Caos, un dios bastante peculiar ya que sus bendiciones no solo nos dan beneficios sino que además por varios enfrentamientos también tendremos ciertas desventajas y hasta que no superemos los enfrentamientos pertinentes no obtendremos su bendición.

Podrás acceder a esta zona mediante los agujeros del caos que te encontrarás aleatoriamente por las salas del juego, es como un circulo en el suelo al que cuando te acercas se convierte en una especie de círculo de oscuridad. Ojo porque para entrar en esta zona sufriremos bastante daño.

Érebo

El Érebo es la zona más escondida de todo Hades y solo podrás obtenerla al desbloquearla con una de las mejoras del Contratista de la Morada llamada “Puertas del Érebo” y además solo aparecerán si tienes cierto nivel de calor y por lo tanto no podrás ver su portal hasta que al menos derrotes al jefe final de Hades.

Te lo puedes encontrar como un círculo en el suelo de fuego al igual que ocurre con Caos, pero este es bastante más extraño que aparezca. Verás que además aparecerá un símbolo de recompensa en el círculo-portal de fuego, que es lo que puedes conseguir si entras y superas el reto que te aparezca en el Érebo (que siempre es derrotar a varios enemigos sin recibir daño).

Si lo consigues conseguirás la recompensa, que será encima más poderosa de lo habitual, si no lo consigues obtendrás una Cebolla Roja Maloliente que simplemente te restaurará 1 punto de salud jajaja.

¡Y eso es todo! ¿Conocías todas estas zonas de Hades? ¿Has visto ya todas? ¿Cuál te parece la más complicada? ¿Has obtenido ya alguna que otra Cebolla Roja Maloliente? ¡Deja tu comentario!

▷ ¿Tienes Discord? ¡Únete a nuestro server!

▷ Si quieres estar al loro de mi contenido puedes seguirme en Twitter, ¡eso sería una gran ayuda para mí!

▷ ¿Quieres apoyar a este blog? Puedes hacerlo al realizar una compra en Amazon mediante este link.

No hay comentarios

¡Escribe tu comentario!